el-guardian-del-bosqueSiempre me han gustado las raíces secas que veo caminado por el Pirineo, blancas,  y retorcidas… y en algún momento comencé a recogerlas.  

Bajando por el barranco del Sierco recogí una raíz, creo que de pino, que me gusto mucho y la guarde sin saber para que la iba a emplear. Pasaron los años y yo la veía siempre  en mi estudio y la imaginaba como una melena al viento.

Tenía que preparar una cabeza para vestirla con este pelo, y puesto que su hábitat fue un bosque, busque un personaje que se complementase con mi raíz y surgió un duende…, guardián de todos los árboles, raíces, piedras y vida de los bosques, con el gesto pensativo, bondadoso  y grandes orejas.

Tallas en madera Mariano López Maisanava
Sitio web desarrollado por emitcom